Uso de la tinta roja en el derecho

¿Quién dice o piensa que escribir con tinta roja es sinónimo de mala educación?, ni siquiera en el “Manual de Urbanidad y Buenas Maneras” del político y escritor venezolano Manuel Antonio Carreño Muñoz se menciona tal regla.

El color rojo tiene distintos significados y referencias alusivas, sin embargo, para este artículo sólo mencionaré algunos que en lo particular será importante que conozcan las personas que trabajan en este Poder Judicial de la Federación.

En la psicología del color, el rojo significa el color de las pasiones, de los reyes y del comunismo, de la alegría y del peligro. Existen 105 tonos de rojo. Es el primer color al que el hombre puso un nombre, la denominación cromática más antigua del mundo. El rojo es probablemente el primer color que los recién nacidos pueden ver. El simbolismo del rojo está determinado por dos experiencias elementales: el fuego es rojo, y roja es también la sangre. En muchas lenguas, como la de los antiguos babilonios y la de los esquimales, “rojo” significa en sentido literal como “sangre”. Fuego y sangre tienen, en todas las culturas de todos los tiempos, un significado existencial. Por eso son símbolos universales y en todo el mundo se comprende vitalmente el significado del rojo.

El rojo es el color de las correcciones, los controles y la justicia.

Todo escolar sabe que el rojo es el color de las correcciones; en la planificación y la dirección empresarial significa que hay que atender de manera urgente para tomar acciones preventivas o correctivas en los sistemas de administración y de gestión de la calidad. El rojo es también el color de la justicia, pues durante siglos las sentencias establecieron que la sangre debía repararse con sangre. En las villas medievales se izaban banderines rojos los días en los que iba a celebrarse un juicio. Los jueces firmaban con tinta roja las sentencias de muerte. Y el verdugo vestía de rojo. En algunos países los juzgadores de tribunales superiores visten toga roja, en el Tribunal Administrativo de la República Federal de Alemania llevan togas de lana roja, y los del Tribunal Constitucional de seda de este color.

Existe otra relación entre el color rojo y el derecho que converge en un elemento que a diario utilizamos en los juzgados y tribunales, y me refiero a la rúbrica.

La Real Academia Española y el Diccionario del Español de México dan las siguientes definiciones de qué es rúbrica, respectivamente: “Rasgo o conjunto de rasgos de forma determinada, que como parte de la firma pone cada cual después de su nombre o título, y que a veces va sola, esto es, no precedida del nombre o título de la persona que rubrica”, y “Trazo o rasgo que individualiza la firma de cada persona”.

El término de rúbrica viene del latín “ruber” que significa “rojo”, se usaba en las rúbricas o letras iniciales y para todo lo que se quería resaltar. De esta tinta roja, llamada indistintamente milton, minium, cinabrio o sinopsis, se utilizaban para las letras mayúsculas, los títulos y los resúmenes o sinopsis de los capítulos de las leyes, compuestos para facilitar su memoria e inteligencia, de cuyo color rojo rubro tal vez vino el llamarse rúbricas los títulos de las leyes, las rúbricas eclesiásticas y hasta el derecho supremo o de soberanía como el que procedía de las Leyes de las Doce Tablas en el derecho civil o romano. Los nombres de los emperadores estaban escritos en rojo en los estandartes. El origen de la rúbrica está situado, según algunos autores, en los epígrafes de las ediciones antiguas de derecho civil y canónico que se imprimían, generalmente, con tinta roja.

Ahora podremos comprender la razón del rubricar con rojo las actuaciones en los expedientes judiciales en el centro de las hojas, tal y como lo señala el artículo 63 del Código Federal de Procedimientos Civiles, capítulo III de las “Facultades y obligaciones de los funcionarios judiciales”, Sección segunda “De los secretarios”, que dice: “ARTICULO 63.- Los secretarios cuidarán de que los expedientes sean exactamente foliados al agregarse cada una de las hojas; rubricarán o firmarán todas éstas en el centro del escrito, y pondrán el sello de la secretaría en el centro del cuaderno, de manera que abarque las dos caras”.

Por lo que, después de conocer algunos significados del rojo y la estrecha relación con el derecho, sin duda desde ahora todos tomaremos aprecio a aquellos escritos en tinta roja.

Por Rolando Cepeda

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *