Bookmark and Share

Gung Ho. Técnica para estimular el entusiasmo y desempeño.

Aún existen organizaciones que argumentan su resistencia al cambio empresarial con algunas oraciones como las siguientes: “…seguimos trabajando como en un principio, no necesitamos modificar nada…”, “…mis trabajadores no necesitas capacitarse, porque son los mejores…”, “… aquí se hace como digo yo…”.

 

La globalización nos ha permitido conocer otras técnicas para una mejora continua en la operación y desempeño de las organizacionales, como lo es la filosofía de cambio empresarial denominada Gung Ho.

 

Gung Ho, es una palabra china que significa Trabajar Juntos, el cual había sido el lema de los aviadores de asalto de Carlson durante la Segunda Guerra Mundial. Dichos aviadores se hicieron famosos por su entusiasmo, trabajo en equipo y resultados notables. La expresión “Gung – Ho” quedó incorporada en el idioma inglés para describir una actitud de entusiasmo, energía y dedicación sin límites frente a una actividad cualquiera1. Sin embargo la filosofía fue adoptada en los Estados Unidos de América y documentada en el año de 1997 por Kenneth Hartley Blanchard, experto en dirección y gestión de empresas. 

 

Gung Ho, es una técnica revolucionaria para estimular el entusiasmo y el desempeño en cualquier organización. Basados en la imitación de procesos de la naturaleza que nos permitirán obtener la calidad del servicio a los clientes y la calidad de vida a la cual pueden tener acceso los colaboradores. Los equipos de trabajo Gung Ho basan su comportamiento en:

 
El espíritu de la ardilla (Squirrel). “Trabajo que vale la pena”.
1. Saber que estamos haciendo que el mundo sea un mejor lugar.
2. Todos trabajan hacia una meta compartida.
3. Los valores guían todos los planes, decisiones y acciones.

El método del castor (Beaver). “Mantener el control para alcanzar la meta. Dejar que decidan para alcanzar la meta”.
1. Un terreno de juego que tiene marcado el territorio con claridad.
2. Los pensamientos, sentimientos, necesidades y sueños se respetan, se escuchan y se actúa al respecto.

3. Capaces pero sometidos a un reto.

El Don del Ganso (Goose).
Darnos ánimos unos a otros, felicitar a nuestros empleados aun cuando no hayan llegado a su meta, los felicitamos por su avance.
“Todos se felicitan”.

 
Los mejores estímulos deben ser verdaderos, a tiempo, con estímulos, incondicionales y entusiastas. ¡Yo se que eres bueno y lo puedes lograr!.

 

Por Xtrategy Video http://bit.ly/hwEi4B

 

Información adicional